facetas
Tipo de contenido

Next Web: web 3.0, web semántica y el futuro de internet > datos+estructurados

    sortFiltrar Ordenar
    5 resultados

    Artículo

    /

    Publicado el 11.7.2011 por Equipo GNOSS

    Web Semántica

    tipo de documento Artículo

    La Web Semántica permite que las máquinas 'entiendan' lo que les decimos. Esta definición, escueta en su formulación, pero ligera para cualquier público, esconde la evolución de la Web de los Documentos a la Web de los Datos. ¿De qué hablamos? El alcance de la Web Semántica solo se comprende con la evolución de los usos y costumbres de personas y organizaciones en la Red, que piden a las máquinas respuestas satisfactorias en lugar de páginas kilométricas de resultados. La Web 2.0,  aquella fundamentada en la conversación, ha generado semejante volumen de información que es necesaria la colaboración inteligente de los sistemas. El siguiente paso es la Web 3.0, una web social en la que la tecnología y los sistemas cooperan con las personas en la interpretación, recuperación y enlazado de la información, entre sí y con los intereses de las personas. Esta relación permite una web ampliada gracias a la inteligencia de los sistemas que trabajan con datos estructurados y enlazados (Linked Data) en el marco de los estándares de la Web Semántica.

    Pero, ¿qué es la semántica aplicada al desarrollo de tecnología Web? Hagamos un poco de historia: Tim Berners-Lee, ‘padre’ de la World Wide Web, publicó en 1998 el documento ‘Semantic Web Road Map’, texto seminal sobre el tema en el que se define el esquema de la arquitectura de la Web Semántica: RDF (Resource Description Framework), índices de términos contra índices de palabras, lenguajes de consulta, gran libro contra gran base de datos, etc. Es un artículo sencillo en la forma, pero muy profundo en el contenido, en el que podemos encontrar dos embrionarias y sencillas  definiciones de la Web Semántica:

    ·         "Machine-Understandable information".

    ·         "The Semantic Web is a web of data, in some ways like a global database". 

    En el documento anteriormente referido se incluye un glosario sobre lo que no es la Web Semántica, en el que se indica especialmente que “a Semantic Web is not Artificial Intelligence”.

    A su vez, en el número de mayo de 2001 de la revista Scientific American, publicó el artículo ‘The Semantic Web’, coescrito por Tim Berners-Lee, James Hendler y Ora Lassila. El texto sigue la línea de sencillez del anterior, evolucionando los conceptos esquematizados en la hoja de ruta:

    • Significado expresivo. La Web Semántica proporcionará estructura al contenido lleno de significado de las páginas web, creando un entorno donde los ‘agentes de software’, moviéndose entre las páginas, desempeñarán tareas sofisticadas para las personas.
    • Representación del conocimiento. Para que la Web Semántica funcione, los ordenadores deben tener acceso a colecciones de información estructurada, y a conjuntos de reglas de inferencia que puedan usar para realizar razonamiento automatizado. Como toda la Web, esto debe estar descentralizado en sentido amplio, para tener la versatilidad suficiente. Se propone el uso de RDF con etiquetado XML como medio de expresar significado, y de un identificador único URI (Uniform Resource Identifier) para cada concepto.
    • Ontologías. Para poder descubrir un mismo concepto en diferentes sistemas, tiene que haber un medio de conocer que ese concepto (como un código postal) significa lo mismo. La solución a este problema la proporcionan las colecciones de información conocidas como ontologías. En el contexto de la Web Semántica, una ontología es un documento o fichero que define formalmente las relaciones entre términos.
    • Agentes.  La potencia real de la Web Semántica se alcanzará cuando las personas comiencen a crear programas que recolecten contenido Web de diferentes fuentes, procesando la información e intercambiando los resultados con otros programas. La efectividad de estos agentes se incrementará exponencialmente según el contenido Web legible por las máquinas y otros servicios automatizados vayan estando disponibles. La Web Semántica promueve esta sinergia: incluso los agentes que no están expresamente diseñados para trabajar juntos pueden transferir datos entre ellos, cuando esos datos vienen con contenido semántico.
    • Evolución del Conocimiento. La Web Semántica no es sólo una herramienta para realizar tareas individuales. Bien diseñada, puede ayudar a la evolución del conocimiento humano, entendido en su totalidad. Proporcionando un identificador único (URI) a cada concepto, cada persona puede expresar nuevos conceptos inventados con un esfuerzo mínimo. Su lenguaje lógico unificador permite que estos conceptos sean progresivamente enlazados en una Web universal. Esta estructura abrirá el conocimiento y los trabajos de la humanidad al análisis de significado de los agentes de software, proporcionando un nuevo conjunto de herramientas para vivir, trabajar y aprender.

    Artículo evolutivo elaborado con la participación de Esteban Sota y Ricardo Alonso Maturana.

    ...

    Pdf

    /

    Compartido el 7.6.2011 por Equipo GNOSS

    Programa de la Primera Reunión Plenaria de la Red Temática Española de Linked Data. Tiene lugar 6-7 de junio de 2011 en la Facultad de Informática (Bloque I), Universidad Politécnica de Madrid, Campus de Montegancedo, s/n, Boadilla del Monte, Madrid.

     

     
    gnoss.com participa con 'Gnoss: redes enlazadas y datos estructurados'

    ...

    Página Web

    /

    Compartido el 18.2.2011 por Ricardo Alonso Maturana

    Linked Data | Linked Data - Connect Distributed Data across the Web

    Linked Data is about using the Web to connect related data that wasn't previously linked, or using the Web to lower the barriers to linking data currently linked using other methods. More specifically, Wikipedia defines Linked Data as "a term used to describe a recommended best practice for exposing, sharing, and connecting pieces of data, information, and knowledge on the Semantic Web using URIs and RDF."


    This site exists to provide a home for, or pointers to, resources from across the Linked Data community.

    ...

    /

    Compartido el 14.6.2010 por Equipo GNOSS

    El proceso general de digitalización de la realidad está generando una capa de representación de la totalidad de las cosas y personas, pero también, y esto resulta especialmente relevante, de sus relaciones. A, por ejemplo, ‘Juan Rulfo’ y, pongamos, ‘El llano en llamas’ les une el hecho de que el primero es el AUTOR del segundo, lo que queda expresado mediante la proposición: ‘Juan Rulfo es el autor de ‘El llano en llamas’ Como veremos, la web semántica posibilita computar (deducir, razonar, buscar...) con proposiciones de ese tipo, lo que ofrece grandes posibilidades. Cuando disponemos de los datos y de sus relaciones organizados de acuerdo con los lenguajes de la web semántica (de los que he hablado en ¿Mis datos en manos de terceros? Ventajas de expresar contenidos con estándares de la web semántica), decimos que “los datos están estructurados". Por desgracia, la mayor parte de los datos de la web no están expresados de ese modo. Sin embargo también están estructurados, aunque no del modo en el que lo entienden las máquinas. Buena parte del trabajo consiste, precisamente, en convertir nuestros documentos HTML, .doc, etc...en datos estructurados. En cualquier caso y en buena medida, todos nuestros datos los estamos organizando de forma útil para las personas gracias a las redes sociales. De hecho, construir una web más inteligente parece la condición necesaria para manejar y utilizar de manera eficiente esa enorme y creciente cantidad de datos que está produciendo la actividad humana en las redes. A esta clase de datos categorizados y organizados gracias al trabajo social de las redes les llamaremos Social Data.

     

    Social Data

    Habitualmente los Social Data incorporan el punto de vista de las personas que los editan, o bien, dependiendo de su naturaleza, el de un grupo. Esta información que añade información a una información original suele conocerse con el nombre de metadatos. Los Social Data son, por tanto, metadatos construidos gracias al trabajo social en la red de las personas. Las colecciones de metadatos más habituales en las redes sociales son conocidas por el nombre de folksonomías, que expresan el punto de vista personal o la perspectiva personal con relación a una información o documento determinado. En ocasiones, las redes sociales, en especial cuando se trata de redes profesionales, incluyen puntos de vista más normativos para calificar la información: las taxonomías o los tesauros. La acción de asignar un determinado metadato a una información o documento se conoce con el nombre de etiquetar. El etiquetado social es la fuente primaria de producción de Social Data.

     

    Google es demasiado idiota para entender lo que la gente necesita

    Dado que la racionalidad humana tiene un carácter intencional o finalista, los Social Data aportan una información muy relevante a la hora de recuperar la información con una determinada finalidad o intención. Este es el modo general en el que los humanos desean recuperar información, pero no el modo en el que resuelven este problema los sistemas y buscadores. Pensemos por ejemplo en nuestra experiencia de búsqueda y recuperación de información con Google, el buscador más extendido. Google nos ofrece como resultado de una búsqueda una, habitualmente larga, lista de resultados o posibilidades ordenados en función de la relevancia que atribuye a cada uno de ellos. Eso no estaría mal en primera instancia, pero lamentablemente es todo lo que podemos hacer con Google: no podemos hacer una segunda pregunta relacionada con la primera. Imaginemos que me gustaría conocer qué hay sobre ‘buscadores semánticos que utilicen procesamiento del lenguaje natural y, además, lógica borrosa, escrito por mujeres en 2008, en alguna universidad de California o en San Francisco y alrededores’. Podemos intentarlo introduciendo en la barra del buscador "buscador+semántico+procesamiento+del+lenguaje+natural+lógica+borrosa+san+francisco+2008", pero como puede imaginar casi cualquiera el resultado puede resultar sorprendente. En todo caso, a nadie se nos ocurriría utilizar ‘mujer’ o ‘alrededores’ o ‘alguna universidad de california’ como criterio de recuperación de información, porque conociendo a Google no resulta una expectativa razonable.

     

    Google padece el síndrome del savant o del sabio. Es un idiota con algunas capacidades muy desarrolladas, un idiota inteligente capaz de comparar todos los caracteres de un texto con la secuencia que le proponemos, pero incapaz de entender lo que le solicitamos. En nuestro ejemplo, las categorías ‘documentos escritos por mujeres’ o ‘producidos en una universidad de california’ son difícilmente traducibles a una secuencia de caracteres que ofrezca la perspectiva de un conjunto de resultados aceptable. ¿Por qué no podemos interrogar a nuestro buscador sucesivamente, tal y como hacemos en nuestra vida ordinaria, para resolver problemas que requieren manejar grandes cantidades de información? Nuestro cerebro no está diseñado para manejar enormes cantidades de información, sino relativamente poca pero significativa; por eso nuestra razón produce como resultado de nuestras indagaciones largas listas ordenadas por relevancia, sino que opera estableciendo sucesivas condiciones o restricciones crecientes que nos conducen a un resultado o a unos pocos cuyo valor relativo pueda establecerse de un sólo golpe de vista. En una partida de ajedrez, nadie en su sano juicio consideraría una estrategia razonable el ordenar en una lista en función de sus posibilidades de conducir a la victoria, todas las posibles jugadas vinculadas con una posición dada de las fichas. Obviamente lo puede hacer Deep Blue, pero los humanos carecen de esa capacidad para computar. A cambio ‘saben lo que quieren’, lo que les permite considerar sólo la información útil para ese fin. 

     

    Contextos de interpretación de la información que pueden ser entendidos por las máquinas

    Los Social Data añaden un contexto explícito de interpretación a cualquier información o documento, por lo que constituyen el elemento social de la dimensión semántica de la web. La semántica de la web se construye según vemos social o colectivamente y esa información es útil porque las personas no son demasiado diferentes. 

    Una ontología concreta expresa un modo de categorizar, modelar o representar nuestro conocimiento con relación a un campo, entidad u objeto determinado. Lo normal es que las ontologías representen las entidades, que en nuestro lenguaje natural son denotadas mediante los nombres propios y comunes, y sus relaciones. Como lo hacemos en un lenguaje que puede ser ‘comprendido’ por las máquinas, éstas pueden entenderse entre sí (interoperar o intercambiar datos con independencia de los formatos de almacenamiento y de las aplicaciones de gestión), pero también ‘entendernos’ e interactuar con nosotros de manera inteligente; también podemos verlo al revés, gracias a las convenciones de la web semántica nosotros podemos conversar con ellas utilizando nuestras capacidades de un modo natural, esto es, podemos razonar con ellas. ¡Esto representa una gran oportunidad para todos, que se añade a las que ofrecía el etiquetado social!

    En la práctica, hay muchas cosas que necesitan conocer los sistemas, especialmente en el contexto de una red social, para poder comunicarse con sentido con las personas y para que interoperen con otros sistemas. Para que esto sea realmente posible,  precisamos que todos ellos hablen con las mismas palabras, esto es, que utilicen las mismas ontologías. A estas ontologías sobre las que existe un acuerdo (que puede ser universal, muy amplio o...menos amplio) las denominamos vocabularios. Algunos vocabularios de carácter muy general resultan especialmente importantes. Dado que los sistemas funcionan sobre la base de documentos digitalizados y descripciones de personas, las ontologías que representan nuestra idea general de lo que es un recurso o documento digital, las que modelan la descripción de una persona y aquellas que describen un sistema de categorías o tesauro resultan especialmente importantes porque permiten conectar a la mayor parte de las entidades que existen en la webEllas representan del modo más inclusivo a casi cualquier contenido que puede encontrarse en internet y por ello hacen que las máquinas y los sistemas puedan interoperar entre sí con pocas restricciones.

    La web semántica puede definirse como el conjunto de convenciones que hace posible estructurar los datos contenidos en los distintos formatos de documentos (que generalmente están desestructurados, lo que en realidad significa que no pueden interpretarlos las máquinas), con el fin de que tanto las máquinas como las personas puedan interactuar (interoperar) entre sí de un modo más humanizado, intuitivo, eficiente y satisfactorio que lo que sucedía con la web basada en la computación. Es la base para el desarrollo de una web más inteligente y...autoconsciente.

     

    Open Data y Linked Data

    Open Data designa una filosofía y práctica que persigue que determinados datos estén disponibles de forma libre a todo el mundo, sin restricciones de copyright, patentes u otros mecanismos de control. Los datos pueden estar abiertos y, cuando no se utilizan los estándares de la web semántica, no resultar aprovechables por terceros.

    Aún cuando los datos de una determinada aplicación web se expresen de acuerdo con los estándares de la web semántica caben diversas posibilidades:

    • Los datos pueden ser abiertos, pero no estar enlazados
    • Los datos pueden ser enlazados, pero no estar abiertos

    La posibilidad de datos que sean tanto abiertos como enlazados es cada vez más viable, tanto desde el punto de vista tecnológico, como de negocio. La Web Semántica sólo puede funcionar con datos que sean tanto abiertos como enlazados. Nos referimos a esto en un post anterior. La figura representa el grafo del conjunto de iniciativas y aplicaciones enlazadas que constituyen la Linked Data Web o de la Web de los datos abiertos y enlazados

    Linked Data Web implica una manera de publicar contenidos en la Web que:

    •  favorece la reutilización
    •  reduce la redundancia
    •  maximiza la conectividad (real y potencial)
    •  hace posible el “efecto red” a la hora de añadir valor a los datos

     

    En definitiva:                                                    Linked Data = Open Data + Open Standars

     

    La web semántica tiene ya un tamaño considerable, que irá aumentando a medida en la que se vayan estructurando los datos de más espacios de la web (a la par que se crean espacios con los datos ya estructurados). Los datos estructurados permiten estrategias de búsqueda que en lugar de ordenar una lista de posibles soluciones en función de la relevancia (en lugar de obligar a los humanos a entender la lógica de las máquinas), permite ir razonando hasta localizar el resultado o pequeño número de resultados que responde a las restricciones o condiciones del razonamiento. En definitiva, permiten las búsquedas basadas en el razonamiento o búsquedas facetadas.

    Por otro lado, la web semántica posibilita ofrecer como resultado de una determinada búsqueda el conjunto de contextos relacionados con ella, como por ejemplo personas relacionadas, documentos relacionados, imágenes relacionas, etiquetas o metadatos relacionados, etc…Esto posibilita el poder desarrollar y evolucionar las búsquedas desde la perspectiva humana de la exploración.

    En resumen, Linked Data Web sería:

    •          Base de datos global
    •          Diseñada para que las máquinas ‘hablen’ y ‘piensen’ al modo humano·         Los objetos que maneja y conecta representan cosas (como personas, películas, imágenes, libros, plantas, etc…, esto es, cualquier cosa que podamos representar mediante una ontología) y no, como ocurre en la web HTML, documentos (páginas web)
    •          Los enlaces representan relaciones entre entidades o 'cosas'
    •          Para ello se precisa de un alto grado de estructuración en las descripciones de esas entidades
    •          Es preciso, por tanto, que la semántica de las cosas sea explícita

    Las tecnologías o estándares asociados con su desarrollo serían: URIs, HTTP, RDF, RDFS/OWL

     

    El siguiente grafo muestra el conjunto de iniciativas que forman parte de la web semántica y sus diferentes grados de interacción


     

     

    www.gnoss.com es un sistema de redes sociales enlazadas cuya ontología se expresa de acuerdo con los estándares de la web semántica. gnoss.com, además de ser un espacio Open Data, es un espacio de Linked Data, esto es, sus datos son enlazables, interpretables y expresables desde cualquier web que trabaje dentro de los estándares de la web semántica. Pero la web semántica son, en el fondo, social data pues la semántica expresa siempre un acuerdo formal o informal entre personas: no hay posibilidades de entendernos sin una idea común acerca del significado de las palabras. Esta semántica se va construyendo, es un ‘work in progress’ que se puede expresar de diferentes modo, pero que finalmente, dentro de la lógica evolutiva de la web semántica, tiende a concretarse en vocabularios estándar. Estos estándares son los que en el corto y medio plazo se irán imponiendo para resolver los profundos problemas de aislamiento a los que nos somete el no hacerlo así. Los sistemas de salud, las administraciones públicas y las grandes corporaciones están asumiendo la necesidad de trabajar con ellos si quieren aprovechar el potencial de sus sistemas y de la relación entre ellos y las personas. Poco a poco lo irán haciendo el resto de las empresas y personas. 

     

    Imagen: linkeddata.org 

     

    ...

    Página Web

    /

    Publicado el 2.2.2010 por Equipo GNOSS

    Understanding the New Web Era: Web 3.0, Linked Data, Semantic Web

    Richard MacManus analiza la serie posts de Greg Boutin, fundador de Growthroute, sobre las tres grandes tendencias sobre estrucutrados:

    1. Web 3.0 
    2. Linked Data
    3. Semantic web

     

    Richard MacManus concluye: "Web 3.0 is an amorphous term, and possibly one that people shouldn't even attempt to use. Nevertheless, it's clear to us that the time for structured data has come. We're beginning to see it in the current wave of Linked Data sets being released, and in the support that big companies, like Google and Yahoo, are showing for structured data. Who knows, maybe the Semantic Web is nearly upon us too."

    ...