Artificial Intelligence > web semántica

    sortFiltrar Vista Ordenar
    11 results

    Hyperlink

    /

    Published on 23.1.2020 by Equipo GNOSS

    Inteligencia Artificial y Web Semántica entre las tendencias de futuro en la industria del turismo

    El estudio sectorial e informe de tendencias en la industria del turismo, publicado en febrero de 2019, hace un repaso por las tendencias que marcarán el futuro del turismo en 2045, entre las que encontramos la inteligencia artificial, la web semántica, el Internet de las cosas, los “bots”, el reconocimiento facial, el “blockchain” o los “wearables".

    El informe, elaborado por Giorgio Ascolese -fundador y CEO de We Are Marketing- y Joantxo Llantada -experto en marketing, innovación y estrategia-, cuenta con tres grandes bloques, un primero en el que se habla sobre los principios que justifican el análisis, entre los que se incluyen la cultura digital o la responsabilidad social; un segundo en el que se habla de los factores globales –políticos, económicos, tecnológicos, legales, …- y en tercer lugar las tendencias que afectan a la marca y la producción de servicios turísticos.

    Puedes leer el informe al completo en este enlace.

    ...

    Hyperlink

    /

    Published on 9.1.2018 by Equipo GNOSS

    Las Tecnologías Semánticas apuntalan la Inteligencia Artificial conversacional

    De manera discreta, las tecnologías semánticas se han convertido en un componente clave de la Inteligencia Artificial y otras aplicaciones de big data.

    Después de una larga hibernación, la Inteligencia Artifical ha despertado con energías para probar su valor en los negocios. Las tecnologías semánticas apoyan este resurgimiento, ayudanda a los usuarios a comprender textos, audios y relaciones entre los datos.

    Leer más en Search Data Management.

    ...

    Hyperlink

    /

    Published on 10.2.2012 by Equipo GNOSS

    The instant Web (Luis Freitas)

    Artículo de .net magazine en el que Luis Freitas reflexiona sobre la relación de los usuarios con la web semántica.

    ...

    Pdf

    /

    Shared on 28.2.2011 by Equipo GNOSS

     

    • El buscador facetado de gnoss.com permite obtener listas reducidas de resultados
    • El lanzamiento supone un hito tecnológico en el desarrollo de la Web 3.0 en España
    • gnoss.com es la primera empresa española enlazada con la Web de los Datos

    La red de conocimiento gnoss.com lanza hoy su nuevo buscador facetado. Esta herramienta, ideada y elaborada por RIAM I+L Lab, empresa que desarrolla gnoss.com, es un hito tecnológico en el desarrollo de la Web 3.0 en España, puesto que es el primer buscador social semántico de Internet en España, en este caso, en un espacio de redes sociales.

    Las búsquedas facetadas hay que entenderlas en comparación con las búsquedas basadas en relevancia, como ocurre en Google. Estas últimas devuelven largas listas de resultados ordenados por criterios de relevancia calculados a través de algoritmos propietarios. El buscador facetado, por su parte, permite obtener listas reducidas de resultados basadas en el razonamiento del usuario a partir de las propiedades o atributos que aportan los usuarios a través del etiquetado y la categorización de los recursos. Es decir, el buscador facetado de gnoss.com aúna inteligencia artificial e inteligencia colectiva.

     

    ¿Cómo utilizarlo?

    La búsqueda facetada o razonada en gnoss.com permite encontrar elementos o contenidos restringiendo el conjunto global de resultados a través de múltiples criterios o facetas. Por ejemplo, en el caso de una receta de cocina, el autor, los ingredientes, el número de comensales, el tiempo de elaboración…, es decir, por cualquier metadato del grafo semántico de una entidad. Estos criterios o facetas pueden aplicarse simultánea o sucesivamente y el usuario puede interrogar al buscador de forma iterada. Las búsquedas se pueden realizar en cualquier comunidad de gnoss.com

     

    Primera empresa española en la Web de los Datos

    El lanzamiento del buscador facetado, presentado la semana pasada en iRedes, Primer Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales, es el siguiente paso de gnoss.com en el desarrollo y la consolidación de la Web de los Datos en España. Cabe reseñar que gnoss.com es la primera empresa española que enlaza con la nube LOD (linkeddata.org), la nube de los datos abiertos y enlazados en la que cobra sentido la filosofía Open Data y, por ende, la explotación de los beneficios de la Web Semántica. Desde el pasado mes de noviembre, la red gnoss.com ya está oficialmente enlazada con la nube LOD, en la que existen otras cuatro referencias de organizaciones públicas españolas –INE; Politécnica de Madrid; Ministerio de Economía; y el Instituto de Estadística de Cataluña-. gnoss.com comparte espacio con el Gobierno de Estados Unidos, Freebase (Google), The New York Times o la BBC, entre otras organizaciones.

    ...

    Hyperlink

    /

    Shared on 22.2.2011 by Mónica Medina Yuste

    Crowdsourcing para la Información Geográfica: ¿nueva fuente para la actualización cartográfica?

    La Información Geográfica Voluntaria está fundamentada en el Crowdsourcing. Esta nueva información susceptible de ser añadida a las bases de datos geográficas, es información no contrastada, a veces basada en percepciones subjetivas y por ello puede carecer del rigor para ser tenida en cuenta como información geográfica.

    No por ser una información subjetiva no debe ser tenida en cuenta. Es más, con una infraestructura bien programada, podría dar soporte a los típicos problemas de actualización cartográfica por falta, a veces, de recursos técnicos y materiales para llevarla a cabo. Por poner un ejemplo, en un futuro próximo y gracias a la web semántica, ¿no creeis posible que gracias a una buena selección semántica de los comentarios de los internautas seamos capaces de seleccionar aquéllos comentarios referentes a si una senda que figuraba en un mapa oficial ha modificado su trayectoria o si determinado edificio singular ya no se encuentra en uso?


    La ‘Geografía Ciudadana’ sería de un valor inestimable para las empresas y Administraciones encargadas de realizar las actualizaciones de cartografía oficial. Para ello, aún hay que programar las aplicaciones web 3.0 capaces de recuperar selectivamente esta información ciudadana, o mejor dicho, esta información voluntaria.

    ...

    Soy de aquellos a los que le gusta de vez en cuando ponerse el casco de minero de datos (data mining) y explorar conocimiento penetrando la complejidad. Quizá se deba a que siempre pienso que hay algo que descubrir e inventar "at the bottom". El hecho es que desde esas oscuras regiones hay algo que me viene fascinando cada vez más. Quizá un día se pueda convertir en teorema, pero para eso es necesario seguir dándole vueltas al tema. Ese futuro teorema podría acabar diciendo algo así como: "Por complejo que un "bloque de conocimiento" parezca, existe un grado de información identificada, un umbral a partir del cual, persistir en búsquedas adicionales genera rendimientos decrecientes en términos riqueza/calidad del conocimiento acumulado sobre ese tema. En otras palabras, llega un momento, en la acumulación de información, que se alcanza un conocimiento dado. Descubrimos entonces que hemos identificado una muestra del total de conocimiento existente sobre ese tema y podemos adelantarnos a afirmar que la muestra es representativa del "Bloque" (experiencia iniciales así lo demuestran).

     

    Esto querría decir, entre otras cosas, que por mucho que se ahonde en el cruce de información proveniente de fuentes muy diversas, llega un momento en que dicho cruce se vuelve irremediablemente redundante (algo así como cuando google nos dice torpemente que otras páginas giran en torno al mismo tema y que no hace falta mostrarlas). Desarrollar las herramientas de exploración de la información y creación del conocimiento que nos puedan permitir establecer leyes sobre la identificación de esos umbrales, del tamaño idóneo de la muestra representativa, podría sin duda aclararnos sobre nuevas líneas de investigación a explorar.

     

    Si el teorma es válido, acabaremos concluyendo que por compleja y rica que sea la información que poseamos sobre un tema, sea cual sea éste, no es necesario seguir buceando de manera exhaustiva en información adicional. Se consagraría así un método de búsqueda con autolimitación a partir de un determinado umbral. Alcanzaríamos así el conocimiento representativo de la totalidad. Lo interesante del teorema es que no implica existencia de sabiduría superior de aquel que realiza la investigación para detenerse en la selección de los elementos de información, sino un trabajo sistemático y aleatorio de creación del "conocimiento crítico representativo". Aviso a especialistas: se abren aquí caminos muy interesantes para desarrollos 2.0 y 3.0 en la confluencia de la web semántica y las ciencias cognitivas con la teoría de probabilidades. Sigamos hablando sobre ello.

    ...

    /

    Shared on 14.6.2010 by Equipo GNOSS

    El proceso general de digitalización de la realidad está generando una capa de representación de la totalidad de las cosas y personas, pero también, y esto resulta especialmente relevante, de sus relaciones. A, por ejemplo, ‘Juan Rulfo’ y, pongamos, ‘El llano en llamas’ les une el hecho de que el primero es el AUTOR del segundo, lo que queda expresado mediante la proposición: ‘Juan Rulfo es el autor de ‘El llano en llamas’ Como veremos, la web semántica posibilita computar (deducir, razonar, buscar...) con proposiciones de ese tipo, lo que ofrece grandes posibilidades. Cuando disponemos de los datos y de sus relaciones organizados de acuerdo con los lenguajes de la web semántica (de los que he hablado en ¿Mis datos en manos de terceros? Ventajas de expresar contenidos con estándares de la web semántica), decimos que “los datos están estructurados". Por desgracia, la mayor parte de los datos de la web no están expresados de ese modo. Sin embargo también están estructurados, aunque no del modo en el que lo entienden las máquinas. Buena parte del trabajo consiste, precisamente, en convertir nuestros documentos HTML, .doc, etc...en datos estructurados. En cualquier caso y en buena medida, todos nuestros datos los estamos organizando de forma útil para las personas gracias a las redes sociales. De hecho, construir una web más inteligente parece la condición necesaria para manejar y utilizar de manera eficiente esa enorme y creciente cantidad de datos que está produciendo la actividad humana en las redes. A esta clase de datos categorizados y organizados gracias al trabajo social de las redes les llamaremos Social Data.

     

    Social Data

    Habitualmente los Social Data incorporan el punto de vista de las personas que los editan, o bien, dependiendo de su naturaleza, el de un grupo. Esta información que añade información a una información original suele conocerse con el nombre de metadatos. Los Social Data son, por tanto, metadatos construidos gracias al trabajo social en la red de las personas. Las colecciones de metadatos más habituales en las redes sociales son conocidas por el nombre de folksonomías, que expresan el punto de vista personal o la perspectiva personal con relación a una información o documento determinado. En ocasiones, las redes sociales, en especial cuando se trata de redes profesionales, incluyen puntos de vista más normativos para calificar la información: las taxonomías o los tesauros. La acción de asignar un determinado metadato a una información o documento se conoce con el nombre de etiquetar. El etiquetado social es la fuente primaria de producción de Social Data.

     

    Google es demasiado idiota para entender lo que la gente necesita

    Dado que la racionalidad humana tiene un carácter intencional o finalista, los Social Data aportan una información muy relevante a la hora de recuperar la información con una determinada finalidad o intención. Este es el modo general en el que los humanos desean recuperar información, pero no el modo en el que resuelven este problema los sistemas y buscadores. Pensemos por ejemplo en nuestra experiencia de búsqueda y recuperación de información con Google, el buscador más extendido. Google nos ofrece como resultado de una búsqueda una, habitualmente larga, lista de resultados o posibilidades ordenados en función de la relevancia que atribuye a cada uno de ellos. Eso no estaría mal en primera instancia, pero lamentablemente es todo lo que podemos hacer con Google: no podemos hacer una segunda pregunta relacionada con la primera. Imaginemos que me gustaría conocer qué hay sobre ‘buscadores semánticos que utilicen procesamiento del lenguaje natural y, además, lógica borrosa, escrito por mujeres en 2008, en alguna universidad de California o en San Francisco y alrededores’. Podemos intentarlo introduciendo en la barra del buscador "buscador+semántico+procesamiento+del+lenguaje+natural+lógica+borrosa+san+francisco+2008", pero como puede imaginar casi cualquiera el resultado puede resultar sorprendente. En todo caso, a nadie se nos ocurriría utilizar ‘mujer’ o ‘alrededores’ o ‘alguna universidad de california’ como criterio de recuperación de información, porque conociendo a Google no resulta una expectativa razonable.

     

    Google padece el síndrome del savant o del sabio. Es un idiota con algunas capacidades muy desarrolladas, un idiota inteligente capaz de comparar todos los caracteres de un texto con la secuencia que le proponemos, pero incapaz de entender lo que le solicitamos. En nuestro ejemplo, las categorías ‘documentos escritos por mujeres’ o ‘producidos en una universidad de california’ son difícilmente traducibles a una secuencia de caracteres que ofrezca la perspectiva de un conjunto de resultados aceptable. ¿Por qué no podemos interrogar a nuestro buscador sucesivamente, tal y como hacemos en nuestra vida ordinaria, para resolver problemas que requieren manejar grandes cantidades de información? Nuestro cerebro no está diseñado para manejar enormes cantidades de información, sino relativamente poca pero significativa; por eso nuestra razón produce como resultado de nuestras indagaciones largas listas ordenadas por relevancia, sino que opera estableciendo sucesivas condiciones o restricciones crecientes que nos conducen a un resultado o a unos pocos cuyo valor relativo pueda establecerse de un sólo golpe de vista. En una partida de ajedrez, nadie en su sano juicio consideraría una estrategia razonable el ordenar en una lista en función de sus posibilidades de conducir a la victoria, todas las posibles jugadas vinculadas con una posición dada de las fichas. Obviamente lo puede hacer Deep Blue, pero los humanos carecen de esa capacidad para computar. A cambio ‘saben lo que quieren’, lo que les permite considerar sólo la información útil para ese fin. 

     

    Contextos de interpretación de la información que pueden ser entendidos por las máquinas

    Los Social Data añaden un contexto explícito de interpretación a cualquier información o documento, por lo que constituyen el elemento social de la dimensión semántica de la web. La semántica de la web se construye según vemos social o colectivamente y esa información es útil porque las personas no son demasiado diferentes. 

    Una ontología concreta expresa un modo de categorizar, modelar o representar nuestro conocimiento con relación a un campo, entidad u objeto determinado. Lo normal es que las ontologías representen las entidades, que en nuestro lenguaje natural son denotadas mediante los nombres propios y comunes, y sus relaciones. Como lo hacemos en un lenguaje que puede ser ‘comprendido’ por las máquinas, éstas pueden entenderse entre sí (interoperar o intercambiar datos con independencia de los formatos de almacenamiento y de las aplicaciones de gestión), pero también ‘entendernos’ e interactuar con nosotros de manera inteligente; también podemos verlo al revés, gracias a las convenciones de la web semántica nosotros podemos conversar con ellas utilizando nuestras capacidades de un modo natural, esto es, podemos razonar con ellas. ¡Esto representa una gran oportunidad para todos, que se añade a las que ofrecía el etiquetado social!

    En la práctica, hay muchas cosas que necesitan conocer los sistemas, especialmente en el contexto de una red social, para poder comunicarse con sentido con las personas y para que interoperen con otros sistemas. Para que esto sea realmente posible,  precisamos que todos ellos hablen con las mismas palabras, esto es, que utilicen las mismas ontologías. A estas ontologías sobre las que existe un acuerdo (que puede ser universal, muy amplio o...menos amplio) las denominamos vocabularios. Algunos vocabularios de carácter muy general resultan especialmente importantes. Dado que los sistemas funcionan sobre la base de documentos digitalizados y descripciones de personas, las ontologías que representan nuestra idea general de lo que es un recurso o documento digital, las que modelan la descripción de una persona y aquellas que describen un sistema de categorías o tesauro resultan especialmente importantes porque permiten conectar a la mayor parte de las entidades que existen en la webEllas representan del modo más inclusivo a casi cualquier contenido que puede encontrarse en internet y por ello hacen que las máquinas y los sistemas puedan interoperar entre sí con pocas restricciones.

    La web semántica puede definirse como el conjunto de convenciones que hace posible estructurar los datos contenidos en los distintos formatos de documentos (que generalmente están desestructurados, lo que en realidad significa que no pueden interpretarlos las máquinas), con el fin de que tanto las máquinas como las personas puedan interactuar (interoperar) entre sí de un modo más humanizado, intuitivo, eficiente y satisfactorio que lo que sucedía con la web basada en la computación. Es la base para el desarrollo de una web más inteligente y...autoconsciente.

     

    Open Data y Linked Data

    Open Data designa una filosofía y práctica que persigue que determinados datos estén disponibles de forma libre a todo el mundo, sin restricciones de copyright, patentes u otros mecanismos de control. Los datos pueden estar abiertos y, cuando no se utilizan los estándares de la web semántica, no resultar aprovechables por terceros.

    Aún cuando los datos de una determinada aplicación web se expresen de acuerdo con los estándares de la web semántica caben diversas posibilidades:

    • Los datos pueden ser abiertos, pero no estar enlazados
    • Los datos pueden ser enlazados, pero no estar abiertos

    La posibilidad de datos que sean tanto abiertos como enlazados es cada vez más viable, tanto desde el punto de vista tecnológico, como de negocio. La Web Semántica sólo puede funcionar con datos que sean tanto abiertos como enlazados. Nos referimos a esto en un post anterior. La figura representa el grafo del conjunto de iniciativas y aplicaciones enlazadas que constituyen la Linked Data Web o de la Web de los datos abiertos y enlazados

    Linked Data Web implica una manera de publicar contenidos en la Web que:

    •  favorece la reutilización
    •  reduce la redundancia
    •  maximiza la conectividad (real y potencial)
    •  hace posible el “efecto red” a la hora de añadir valor a los datos

     

    En definitiva:                                                    Linked Data = Open Data + Open Standars

     

    La web semántica tiene ya un tamaño considerable, que irá aumentando a medida en la que se vayan estructurando los datos de más espacios de la web (a la par que se crean espacios con los datos ya estructurados). Los datos estructurados permiten estrategias de búsqueda que en lugar de ordenar una lista de posibles soluciones en función de la relevancia (en lugar de obligar a los humanos a entender la lógica de las máquinas), permite ir razonando hasta localizar el resultado o pequeño número de resultados que responde a las restricciones o condiciones del razonamiento. En definitiva, permiten las búsquedas basadas en el razonamiento o búsquedas facetadas.

    Por otro lado, la web semántica posibilita ofrecer como resultado de una determinada búsqueda el conjunto de contextos relacionados con ella, como por ejemplo personas relacionadas, documentos relacionados, imágenes relacionas, etiquetas o metadatos relacionados, etc…Esto posibilita el poder desarrollar y evolucionar las búsquedas desde la perspectiva humana de la exploración.

    En resumen, Linked Data Web sería:

    •          Base de datos global
    •          Diseñada para que las máquinas ‘hablen’ y ‘piensen’ al modo humano·         Los objetos que maneja y conecta representan cosas (como personas, películas, imágenes, libros, plantas, etc…, esto es, cualquier cosa que podamos representar mediante una ontología) y no, como ocurre en la web HTML, documentos (páginas web)
    •          Los enlaces representan relaciones entre entidades o 'cosas'
    •          Para ello se precisa de un alto grado de estructuración en las descripciones de esas entidades
    •          Es preciso, por tanto, que la semántica de las cosas sea explícita

    Las tecnologías o estándares asociados con su desarrollo serían: URIs, HTTP, RDF, RDFS/OWL

     

    El siguiente grafo muestra el conjunto de iniciativas que forman parte de la web semántica y sus diferentes grados de interacción


     

     

    www.gnoss.com es un sistema de redes sociales enlazadas cuya ontología se expresa de acuerdo con los estándares de la web semántica. gnoss.com, además de ser un espacio Open Data, es un espacio de Linked Data, esto es, sus datos son enlazables, interpretables y expresables desde cualquier web que trabaje dentro de los estándares de la web semántica. Pero la web semántica son, en el fondo, social data pues la semántica expresa siempre un acuerdo formal o informal entre personas: no hay posibilidades de entendernos sin una idea común acerca del significado de las palabras. Esta semántica se va construyendo, es un ‘work in progress’ que se puede expresar de diferentes modo, pero que finalmente, dentro de la lógica evolutiva de la web semántica, tiende a concretarse en vocabularios estándar. Estos estándares son los que en el corto y medio plazo se irán imponiendo para resolver los profundos problemas de aislamiento a los que nos somete el no hacerlo así. Los sistemas de salud, las administraciones públicas y las grandes corporaciones están asumiendo la necesidad de trabajar con ellos si quieren aprovechar el potencial de sus sistemas y de la relación entre ellos y las personas. Poco a poco lo irán haciendo el resto de las empresas y personas. 

     

    Imagen: linkeddata.org 

     

    ...

    Hyperlink

    /

    Published on 8.4.2010 by Ricardo Alonso Maturana

    Web is 20 Years Old – Web 3.0 – Third Decade of Web, Officially Begins (Nova Spivack - Minding the Planet)

    Artículo de 2009 en el que Spivack declara oficialmente abierta la tercera década de la web, la década de la WEB 3.0. Según él, la década de la web 2.0 ha terminado y con ella...la propia web 2.0. ¿Exagerado? Quizá se lo parezca a muchos, ahora que las redes sociales, las comunidades online y los social media han penetrado en la memética de agencias de comunación (con el riesgo añadido de que terminen por convertirse en lo único realmente existente). Pero no. LA web 3.0 añade a las entes e inteligencias interconectadas de la web 2.0 un factor aumentador (radical): la capacidad de los sistemas para razonar y pensar en modo humano (esto también parece ahora una exageración, pero...esperen). La web 3.0 es web social al cuadrado, por así decirlo. Leer a Spivack siempre estimula y más cuando tiene, como es el caso, razón. Así comienza su artículo:

    "The Web is 20 years old this month. The third decade of the Web has started. This means we are officially in Web 3.0 now. Web 2.0 is finished"

    Publicado en Nova Spivack - Minding the Planet

    ...

    Hyperlink

    /

    Published on 7.4.2010 by Ricardo Alonso Maturana

    The Next Web to Be User-Centric (Thoughts on David Siegel's Pull Book) (Semantics Incorporated: The Feed)

    Este post de Greg Boutin toma el libro de David Siegel, Pull: The Power of the Semantic Web to Transform Your Business, como ocasión para reflexionar sobre la web del futuro; una web centrada en el usuario, suficientemente inteligente como para interactuar con él y ofrecerle información relevante tomando en consideración sus necesidades y estilos de vida. Esta es una de las promesas de la Web Semántica, la de una web más inteligente y poderosa, capaz interpretar la información y de dotarla de contextos significativos para los usuarios. Si se realizan, cambiará nuestras vidas y el modo en el que hacemos los negocios. Así empieza el artículo:

    "Tell me, how much time do you waste searching for stuff on the web, or filling up forms with similar information over and over? For all its might, utility, and growth, what we have today is a scattered web, a web of destinations, on which finding information requires a whole expedition across loosely-connected archipelagos of data, each with its own information requirements*, rules of engagement, and gravitational attempts at capturing your time and money. So, when David Siegel contacted me to review his upcoming book Pull: The Power of the Semantic Web to Transform Your Business, I was immediately attracted by his core premise, the creation of a web that would automatically wrap around us and serve us based on the actual characteristics and needs of our lives"

    Publicado en Semantics Incorporated: The Feed el: 1/19/2010 3:34:53 PM

    ...